Trabajar de cajero en un supermercado

El trabajo de cara al público más demandado en un supermercado es el de cajero, una de las figuras principales para que la empresa funcione de manera adecuada y los procesos de compra fluyan con la mayor naturalidad posible.

Si quieres trabajar de cajero en un supermercado, es muy importante que sepas de qué va esto, qué funciones debes ejercer, los requisitos para poder postularte, así como la formación necesaria para garantizar un óptimo desempeño.

Cajero de supermercado ¿Qué funciones realiza?

Un cajero de supermercado se refiere a aquel trabajador que está al frente de la caja de la empresa, por lo que se encarga de atender a los clientes y cobrar los productos.

Pero esto no es todo, pues cuando se ejerce esta función se entra en contacto con una gran diversidad de personas, algo que hace totalmente dinámico el trabajo, por lo que no resulta nada aburrido. Además, es un escalón para optar por otros cargos y crecer a escala profesional.

¿Qué tipo de funciones realizan los cajeros de un supermercado?

La función principal que deben ejercer los cajeros de los supermercados es la de atender directamente a los clientes para cobrarles los productos que deciden comprar, por lo que deben contar con habilidades de comunicación asertiva.

A la hora de hacer el respectivo cobro, deben usar una caja registradora, proceso que no suele resultar nada difícil, contrario a lo que suele creerse inicialmente. Para familiarizarse con esto es necesario un entrenamiento, cuyas pautas las decide el supermercado.

Publicaciones relacionadas

Otra de las funciones que tiene este empleado es la de promover y hacerse cargo de las llamadas ventas cruzadas, que son aquellas de último minuto y en su mayoría corresponden a artículos que se encuentran en la línea de caja, por lo que tienen promociones especiales.

Cuando se finaliza la jornada del día en el supermercado, el cajero tiene la responsabilidad de realizar el recuento de caja, para lo que debe compararse el total de las ventas con el dinero disponible en la caja. Esto es un proceso que resulta un poco delicado, pues si falta dinero el cajero debe pagarlo.

En los casos en los que no hay muchos clientes dentro del supermercado, el cajero puede ayudar a reponer los artículos en los estantes, brindando así apoyo a los trabajadores de esta área. También puede que sea la voz que hace un llamado por megafonía en el momento en que se requiera el apoyo de otro compañero al haber muchos clientes para cobrarles.

Ser cajero de supermercado: conoce los requisitos que se exigen y debes cumplir

Para ejercer las funciones de cajero de supermercado los requisitos exigidos dependen de las políticas y exigencias de la empresa, por lo que suelen ser diferentes porque en algunos establecimientos deben realizar actividades que exigen ciertas habilidades o conocimientos.

Sin embargo, lo que suele solicitarse normalmente es al menos un título de la ESO o un equivalente, contar con experiencia de un año como mínimo, así como con flexibilidad horaria.

Por supuesto, una buena capacitación es algo que suelen valorar mucho en el departamento de Recursos Humanos de cualquier supermercado, pues de ello depende directamente el buen desempeño de todas las tareas inherentes a este cargo. Por ello, recomendamos realizar algún curso o formación relacionado con las tareas a ejercer como cajero dentro de un supermercado.

¿Cómo debe ser un cajero en supermercado?

Ser cajero en un supermercado es algo que requiere habilidades y aptitudes personales específicas, pues la atención al público es una de sus funciones principales. Por ello, es indispensable ser simpático, amable, con destreza para tratar con otras personas con una comunicación adecuada.

La buena presencia es otro de los aspectos que debe destacar en un cajero de supermercado, por lo que la higiene personal, el cuidado de las prendas de vestir y los buenos modales representan aptitudes indispensables, en vista de que los cajeros son, en gran parte, imagen de la empresa.

En vista de que se manipula dinero y cuentas, también es necesario tener los conocimientos requeridos para hacer un manejo adecuado de los números para proporcionar las vueltas de manera correcta. Aun cuando la caja registradora es una excelente aliada para ello, en algunas ocasiones se hacen las cuentas mentalmente.

Otra habilidad importante de los cajeros de los supermercados es la de trabajar en equipo, bajo presión y brindar la mayor colaboración a otros compañeros, tanto de las cajas como los reponedores.

También debe ser respetuoso con los superiores, así como con el público en general, pues es un valor indispensable cuando se trabaja de cara a los clientes. La rapidez y atención adecuada para realizar los procesos son elementales para un cajero de supermercado porque de ello depende su rendimiento.

¿Cuánto gana al mes un cajero en supermercado?

Tal como ocurre con otros tipos de cargos, el sueldo que tiene un cajero de supermercado es algo que depende directamente del tipo de establecimiento en el que se trabaja, así como el nivel de responsabilidad asumido y la carga horaria que se tiene.

Por tanto, es posible que el sueldo mensual de este empleado esté entre los 890 euros y los 1100 euros, según el supermercado al que se desea ingresar como cajero. En esto también puede influir de forma considerable el nivel de conocimiento y experiencia de la persona que ejerce el cargo.

Quizas te interese

Botón volver arriba