Trabajar

Trabajar como mozo de almacén en un supermercado

El trabajo de mozo en un almacén o en el supermercado es un oficio al que se le conoce también como operario de almacén y ha registrado un incremento de solicitudes en los últimos años, en vista de que la persona que se desempeña en esta área lleva a cabo operaciones de índole logístico en la empresa.

Si tienes intenciones de trabajar como mozo de almacén, entonces es importante que sepas qué es, qué hace y qué tipo de formación debes tener para optar por este cargo en el almacén de la empresa de tu preferencia. 

¿Qué es ser Mozo de almacén?

Un mozo de almacén es la persona que tiene la responsabilidad de asegurar el buen funcionamiento de todas las operaciones logísticas que se llevan a cabo dentro de un almacén, que van desde la recepción y revisión hasta la salida de los productos.

Dependiendo de la tecnología que emplea cada empresa, así como la posición que tiene dentro de la cadena de suministro, un mozo de almacén puede cumplir diferentes funciones, en vista de que es el empleado principal del área.

¿Quieres trabajar en otro puesto en el supermercado?

¿Qué tipo de funciones ejerce un mozo de almacén?

Las tareas y funciones más importantes que debe cumplir un mozo de almacén de cualquier empresa son muy variadas, pues es la persona que recibe y revisa la mercancía que llega al almacén, así como enviar la que se le solicite hacia el área de ventas. Además, se encarga de hacer la respectiva descarga y clasificación de los productos.

Otra función importante que ejecuta esta figura es el control de calidad que tiene toda la mercancía, por lo que debe revisarla con frecuencia, asegurándose que se encuentre en buen estado, en especial cuando se trata de alimentos perecederos.

Este empleado es quien ubica los productos en los estantes del almacén, los organiza y se cerciora de que todo esté en el sitio adecuado. Además, debe comprobar el stock del almacén y aprovisionar la mercancía que lo requiera, así como preparar los pedidos que se realizan a los proveedores.

De hecho, el mozo de almacén es quien organiza la expedición de los pedidos, de acuerdo con la cantidad de productos disponibles en el área y carga los camiones, utilizando para ello los respectivos muelles.

Estas son solo algunas de las tareas que ejecuta el mozo de almacén; sin embargo, esto depende del tipo de almacén que sea, el tamaño que posee, la mercancía que se maneja y las normas internas o protocolos propios de la empresa.

Por lo general, todas estas funciones se complementan con el uso de las carretillas elevadoras, transpaletas, en vista de que son las herramientas que se usan para poder recorrer el almacén y cargar o descargar la mercancía con la mayor precisión y en el menor tiempo posible.

La incorporación de las nuevas tecnologías en las empresas, ha provocado la necesidad de conocimientos importantes por parte de quien dirige el almacén de una empresa, razón por la cual los aspirantes a este cargo deben capacitarse para poder manejar todo lo relacionado con la logística que exige esta área.

¿Qué se necesita para optar al cargo de mozo de almacén?

En la actualidad, es necesario que los mozos de almacén cuenten con una serie de requisitos y aptitudes para ejercer este cargo con la mayor eficiencia posible, por lo que debe tener una condición física que le permita cargar y descargar la mercancía, interpretar bien las órdenes y pedidos, entre otros documentos propios de la logística.

También es necesario que el aspirante a mozo de almacén conozca bien el producto o rubro de la empresa, así como sus derivados, pues eso le permite saber con precisión la cantidad y calidad de los artículos que llegan al almacén, así como los posibles desperfectos que puedan tener.

Además, es necesario que comprenda muy bien cómo funcionan las máquinas e instrumentos automatizados que se usan en cada proceso llevado a cabo en el almacén, según la naturaleza de la empresa. Incluso debe contar con el conocimiento que le permita interpretar bien los protocolos o manuales de operación de cada máquina.

Otra habilidad importante del mozo de almacén es la de establecer prioridades acordes a las demandas reales del almacén, así como organizar los productos en las áreas adecuadas para ello. De hecho, debe tener la capacidad para estimar las necesidades de mercancía y de stock de la empresa en un momento o temporada específica.

La buena comunicación con las demás personas es fundamental para quien ejerce el cargo de mozo de almacén, por lo que debe contar con destreza para conversar con los proveedores y superiores, así como para solucionar de manera efectiva los posibles problemas que puedan presentarse.

Mozo de almacén: Nivel mínimo de formación

Para ser mozo de almacén, el nivel mínimo que se exige es el de Educación Secundaria (culminada). Incluso se recomienda que tenga el certificado del curso de mozo de almacén, así como el carnet de carretillero, pues en algún momento deberá utilizar dicho elemento de manutención.

También es necesario que tenga una formación relacionada con la seguridad en el trabajo, la prevención de riesgos laborales y temas afines.

Salario que percibe un mozo de almacén

El salario que paga una empresa a su mozo de almacén depende de factores como las horas de trabajo, la carga laboral y las políticas propias de la compañía. Sin embargo, se estima que la ganancia mensual de este trabajador oscila entre los 950 euros y los 1400 euros.

Botón volver arriba